« Volver al Inicio
SI TIENES QUE OPTAR POR EL TELETRABAJO

En aquellos supuestos en los que no se prevea inicialmente, en el contrato de trabajo, la prestación de servicios fuera del centro habitual, mediante la modalidad de teletrabajo, debería adoptarse por acuerdo de todas las partes y según las necesidades de cada empresa.

Pautas sencillas para la correcta implementación del teletrabajo

Asegúrate de contar con un entorno digital que te permita realizar tus labores desde casa sin inconvenientes.

Establece horarios y arma tu rutina diaria. Comienza tu día tal como lo harías si fueras a la oficina, así estarás despierto y atento para realizar tus funciones.

Encuentra un espacio en tu casa donde puedas concentrarte y trabajar. No es buena idea hacerlo en un lugar donde transite tu familia o te distraigas.

Mantén la comunicación con tus jefes y compañeros de trabajo. Puedes hacerlo a través del teléfono, correo electrónico o softwares especializados.

Separa tu vida laboral de la personal. Trabajar desde casa puede hacer difícil saber cuándo parar o cuando has terminado de trabajar. Cumple tus horarios y hazlos respetar.

Solicita el apoyo de tu familia y de las personas con las que convivas. Explícales que no estás de vacaciones.

Evita las distracciones.

Realiza copias de seguridad de tus archivos.