Ximo Puig pide 'transparencia, reciprocidad y reglas objetivas' para mejorar la cogobernanza entre el Gobierno central y las comunidades autónomas

10/05/2020
Ximo Puig pide "transparencia, reciprocidad y reglas objetivas" para mejorar la cogobernanza entre el Gobierno central y las comunidades autónomas

- El president solicita que, ante "situaciones similares", se apliquen también "reglas similares" para frenar la pandemia y señala que la "lealtad" no significa "sumisión"
- Puig muestra su apoyo a la "unidad de acción", desde la necesaria "corresponsabilidad" y huyendo de la "innecesaria confrontación"
- Traslada a Pedro Sánchez que el sistema de financiación no puede ser "el modelo de reparto" del Fondo no Reembolsable y reclama que se tenga en cuenta la "corresponsabilidad fiscal" de las autonomías

València. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha solicitado "transparencia, reciprocidad y reglas objetivas" para mejorar la cogobernanza entre el Gobierno central y las comunidades autónomas en la gestión de la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19.

Así lo ha explicado en su comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de los presidentes y las presidentas de las comunidades autónomas para abordar la evolución de la pandemia.

El president -que ha comparecido con la subdirectora general de Epidemiología y miembro del comité científico que asesora al Gobierno de España para la pandemia, Hermelinda Vanaclocha- ha destacado que la "cara real" de la pandemia en la Comunitat Valenciana "ya es mucho más la de aquellos que se curan que la de aquellos que, por desgracia, empeoran o pierden la vida".

A este respecto, ha subrayado que este sábado se dieron más altas (615) que todas las acumuladas hasta el 3 de abril, que en una semana han aumentado las altas un 20% y que, en un mes, se han multiplicado por 5. Ha recordado también que la Comunitat Valenciana ocupa el lugar 14 de 17 en la tasa de contagio total, menos de la mitad de España, y el lugar 12 de 17 en la tasa de mortalidad, también menos de la mitad de España.

"Tenemos 480 personas hospitalizadas, e ingresados en las UCI 87 pacientes: la cifra más baja desde el 21 de marzo. Además, a día de hoy hay disponibles 747 camas UCI públicas y 218 privadas", ha añadido también el president.

"Esa es la aportación valenciana a la mejora general de España", ha remarcado Puig, quien ha argumentado que el mérito es de las y los profesionales sanitarios, de muchos ciudadanos y ciudadanas y también de la mayor inversión en sanidad pública.

"Los valencianos y las valencianas hemos hecho los deberes, y en cualquier estadística se puede comprobar. Quiero que esto quede claro: la sociedad valenciana no ha suspendido ningún examen, ni ha hecho nada mal", ha resaltado.

Tal y como ha explicado, la Generalitat cumplía los criterios técnicos que se habían exigido para pasar a la fase 1, pero no ha sido así, y no se ha justificado "con criterios objetivos" la decisión del Ministerio de Sanidad de dejar en la fase 0 a una gran parte de la Comunitat Valenciana.

En este sentido, ha subrayado que la Generalitat "discrepa de esta decisión", como así se lo ha trasladado este domingo al presidente del Gobierno, y también este pasado sábado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, por lo que ha reclamado se estudie de nuevo el plan presentado por la Comunitat y se revierta lo más pronto posible esta medida.

"A situaciones similares, reglas similares"

"Hasta ahora la Generalitat ha sido propositiva, respetuosa y leal, y así continuará siendo", ha dicho Puig, que ha reafirmado su apoyo a la "unidad de acción", desde la necesaria "corresponsabilidad" y huyendo de la "confrontación innecesaria".

"Ahora bien: lealtad no es sumisión. A situaciones similares, reglas similares", ha enfatizado el president, que ha querido dejar claro que "a nadie le interesa más la salud de los valencianos y las valencianas que a la Generalitat".

Por ello, ha expresado su confianza en que la cogobernanza "funcione mejor" en la transición hacia la normalidad y se adopten los acuerdos necesarios para dotar de la "máxima confianza" a las decisiones.

"Esto no es una carrera para ver quién sale antes, quien cambia primero de fase", ha reiterado, y ha agregado: "No entendemos la responsabilidad ni la lealtad, que tiene que ser recíproca, como acatamiento, porque ningún partidismo se impondrá nunca a los intereses generales del pueblo valenciano".

Según ha manifestado, el informe técnico de 232 páginas que la Generalitat presentó al Gobierno central, sustentando la posibilidad clara de que toda la Comunitat Valenciana pasara a la fase 1, "ha sido en parte desestimado sin ningún papel como respuesta". "Frente a un informe de 232 páginas, ningún papel", ha lamentado el president que ha anunciado que el documento preparado por las autoridades sanitarias valencianas podrá consultarse desde este mismo domingo en la web de la Conselleria de Sanidad.

"Se han cambiado las reglas del juego a mitad de partido", ha subrayado el president de la Generalitat, en referencia a la evaluación de la realización de test en la Comunitat Valenciana atendiendo a unos criterios que no entrarán en vigor hasta este lunes. A este respecto, la subdirectora general de Epidemiología de la Conselleria de Sanidad ha argumentado que la Generalitat ha aplicado en todo momento el protocolo marcado por el Ministerio de Sanidad, que limitaba los test a pacientes con síntomas que requerían hospitalización.

No obstante, ha precisado que la Generalitat tiene capacidad para realizar 5.700 PCR al día a través de los departamentos, 2.000 PCR al día con fundaciones y, de acreditarse los laboratorios pendientes, 1.500 más, con lo que cumple además también los nuevos criterios.

Por otra parte, el responsable del Consell, que ha pedido disculpas por la frustración de expectativas a las personas a los negocios y empresas que se habían preparado para entrar este lunes en la fase 1, ha indicado que "toda la Comunitat Valenciana necesita ir abriéndose ya, de manera segura., primando la salud, sin relajación social", pero también "sin perder un segundo en el camino de la recuperación".

Se ha mostrado así partidario de mantener al máximo la "prudencia" en aquellos departamentos que sí entrarán este lunes en la fase 1, y de acompañarla de "determinación para empezar a salir de la parálisis".

"El sistema de financiación no puede ser el modelo de reparto"

Sobre el Fondo no Reembolsable aprobado por el Gobierno, el president ha manifestado que "el actual sistema de financiación no puede ser el modelo de reparto" a las comunidades.

"Entiendo que quien más ha tenido que gastar en el plan sanitario tenga más recursos, pero todas las medidas habrá que conectarlas, porque quienes hagan más esfuerzo fiscal también tendrán que tener más recursos", ha indicado Puig, que ha pedido "transparencia" en los criterios y respeto a "la singularidad entre territorios y la igualdad entre españoles.

Puig ha valorado, por otro lado, la flexibilización de las medidas adoptadas en relación con los expedientes de regulación de empleo en el marco del diálogo social.

Además, ha insistido en la importancia de que las comunidades autónomas tengan el peso que corresponde en el plan de recuperación europeo y ha reiterado la necesidad de que haya un protocolo europeo de seguridad para la apertura de fronteras con garantías para el sector turístico.

Se ha mostrado, por otro lado, partidario de caminar hacia una unidad de acción en las ayudas, la promoción de apoyos y los incentivos con el fin de lograr una "desburocratización". "Una moratoria de alguna de la normativa vigente nos permitiría avanzar con mayor rapidez hacia la recuperación, la reconstrucción y la inversión", ha apuntado el president.

Archivos relacionados