Ximo Puig destaca que la Comunitat Valenciana estará en condiciones de cumplir los criterios fijados por el Gobierno para el inicio de la desescalada

26/04/2020
Ximo Puig destaca que la Comunitat Valenciana estará en condiciones de cumplir los criterios fijados por el Gobierno para el inicio de la desescalada

- El president subraya que en las dos últimas semanas no se han detectado casos positivos en 337 municipios de la Comunitat, el 62%
- Resalta que la incidencia acumulada registrada en este periodo es de 26 casos por 100.000 habitantes, una tercera parte de la media de España, y que solo 4 de las 17 autonomías poseen una tasa más baja
- El responsable del Consell avanza que esta próxima semana iniciará los contactos con grupos políticos y agentes sociales para impulsar el gran acuerdo valenciano por la reconstrucción
- Plantea una "revolución administrativa" para dar respuesta rápida desde las instituciones a la crisis y pide la participación directa de las comunidades y regiones en el despliegue del Plan Marshall europeo

València. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha subrayado que los datos de la evolución de la pandemia de COVID-19 en el territorio valenciano permiten asegurar que la Comunitat Valenciana "estará en condiciones de cumplir" con los criterios fijados por el Gobierno para el inicio de la desescalada.

El president de la Generalitat ha comparecido ante los medios de comunicación tras la séptima reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de los presidentes y las presidentas de las comunidades autónomas para abordar la evolución de la actual crisis y las actuaciones futuras en la lucha contra la pandemia de COVID-19.

Puig ha señalado que "en los próximos días" -ha precisado que no puede concretar si el plazo será de 10 o de 15 días- la Comunitat estará preparada para cumplir con los cuatro requisitos establecidos por el Ejecutivo central para el comienzo de la desescalada, ya que tendrá capacidad suficiente en atención primaria y en UCI y también para la detección precoz de nuevos casos y para el apoyo fuera del domicilio a las personas enfermas que tengan que estar confinadas.

337 municipios, sin positivos en las últimas dos semanas

Tal y como ha expuesto Puig, manteniendo todas las cautelas y la prudencia, "hay señales para la esperanza" en los indicadores que se registran en la Comunitat Valenciana, ya que en las dos últimas semanas no se han detectado casos positivos en 337 municipios, lo que representa el 62% del total.

Además, las altas continúan aumentando, dado que en 12 días el número total de personas curadas se ha duplicado, y en 15 días, casi se ha triplicado.

Asimismo, más de la mitad de las personas diagnosticadas, el 55%, ya se han curado, de manera que son más de 6.200 las que han superado la dolencia. De hecho, de todos los casos diagnosticados, solo 3 de cada 10 están activos. A principios de mes eran 9 de cada 10, y el número de personas ingresadas en hospitales y en las UCI se ha reducido a la mitad también en dos semanas.

Puig ha destacado también que la incidencia acumulada registrada en los últimos 14 días es de 26 casos por 100.000 habitantes, una tercera parte de la media de España, y que solo cuatro de las 17 autonomías poseen una tasa más baja que la de la Comunitat Valenciana. Además, se han hecho más de 102.000 pruebas PCR y más de 20.000 test rápidos.

El president ha iniciado, no obstante, su intervención trasladando un "mensaje de reconocimiento, pesar y tristeza", en nombre de toda la sociedad valenciana, en memoria de las personas fallecidas a causa de la COVID-19, y transmitiendo ánimo y esperanza a quienes combaten el virus desde el hospital o desde casa.

El responsable de la Generalitat ha subrayado, por otro lado, que, en el momento actual, de especial dificultad, el diseño del proceso hacia la nueva normalidad, ha de realizarse compatibilizando la unidad de acción, que "ha funcionado" y que tiene que llevarse a cabo desde el acuerdo, con una "singularización" adaptada a los territorios, y además avanzar hacia medidas de corresponsabilidad ciudadana. "Tenemos que confiar más en la ciudadanía", porque la sociedad "ha demostrado su madurez", ha manifestado.

En este ámbito, Puig ha trasladado también en la reunión con el president del Gobierno que "los indicadores tienen que ser claros y determinantes para todos", que "tiene que definirse una estrategia clara de testeo" y que hay que buscar una "armonización" para "dar seguridad" a la ciudadanía. Asimismo, ha incidido en la necesidad de fomentar la respuesta tecnológica para favorecer la detección precoz de nuevos contagios, con la colaboración entre todas las comunidades autónomas.

El president de la Generalitat Ximo Puig ha señalado además que el gran pacto valenciano que propugna para la recuperación y la reconstrucción de la Comunitat tiene tres vertientes: una política, en torno a los partidos; otra, relacionada con el diálogo social, y una tercera de carácter territorial, que concierne a los municipios.

Reuniones con partidos y agentes sociales

En este sentido, ha avanzado que, del mismo modo que ya ha tenido una primera toma de contacto con representantes de los ayuntamientos y las diputaciones, esta próxima semana iniciará los contactos con grupos políticos y agentes sociales para impulsar este pacto, que debe tejerse, ha indicado, "con prudencia".

Puig se ha mostrado partidario, además, de que llegar a acuerdos de carácter estatal. "Ahora es el momento de la unidad política, social, económica y cívica", y la Comunitat Valenciana quiere participar en ese espacio de reactivación económica y social aportando sus propuestas, ha agregado.

"Revolución administrativa"

También ha pedido una "revolución administrativa" para agilizar la respuesta burocrática a los problemas. Las administraciones, considera el president, tienen que cambiar su forma de trabajar y ser más rápidas.

El jefe del Consell ha solicitado además que las comunidades autónomas y las regiones europeas tengan una participación directa en el despliegue del Plan Marshall y ha reivindicado el protagonismo que debe tener la UE en la salida de la crisis. La disyuntiva es, en su opinión, "Europa o miseria".

Puig ha vuelto a insistir, por otro lado, en la urgencia de garantizar la suficiencia financiera de las autonomías con soluciones estructurales a la infrafinanciación de comunidades como la valenciana, y ha defendido que, en el actual escenario de crisis, es necesario asumir la "corresponsabilidad fiscal" y utilizar los recursos con "eficiencia", uno de los valores "fundamentales" para la recuperación.

Archivos relacionados