Oltra: 'La gestión se ha centrado en prevenir y proteger a las personas y en dar una respuesta ágil a las situaciones de vulnerabilidad'

22/04/2020
Oltra: "La gestión se ha centrado en prevenir y proteger a las personas y en dar una respuesta ágil a las situaciones de vulnerabilidad"

- La vicepresidenta ha anunciado que se va a realizar una ampliación de crédito para la renta valenciana de inclusión de 18,7 millones de euros
- Oltra ha destacado que la crisis ha visibilizado la importancia de los servicios "sin los que la vida no puede seguir: criar, cuidar y curar"



La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha defendido que la gestión realizada desde su departamento con motivo de la pandemia por COVID-19 se ha centrado en "prevenir y proteger a las personas afectadas por el virus, contener el avance del mismo y dar una respuesta ágil y eficaz a las nuevas situaciones de vulnerabilidad generadas por esta situación".

Oltra ha comparecido a petición propia en la Diputación Permanente de Les Corts Valencianes, donde ha mostrado su agradecimiento a "cada una de las personas que trabaja en el sistema público de servicios sociales por su generosidad", así como el "encomiable esfuerzo" de toda la sociedad. Especialmente, ha dicho, "merecen un reconocimiento los niños, niñas y adolescentes" por la "lección de vida y madurez difícil de olvidar".

En este punto, ha hecho "mención especial" a las personas afectadas por el coronavirus y ha recordado a los 1.112 valencianos y valencianas que han fallecido, 386 son personas mayores en las residencias, porque "nada puede paliar la pérdida de una persona querida".

Durante su comparecencia, ha hecho un repaso cronológico de las actuaciones, desde el 26 de febrero con la primera reunión en el Palau de la Generalitat para poner en común la situación, pasando por las primeras recomendaciones de prevención del Ministerio de Sanidad remitidas al IVASS y organizaciones representativas de empresas y entidades del sector social el 6 de marzo, ampliadas el 12 de marzo con la restricción total de visitas a centros.

La vicepresidenta ha detallado el trabajo realizado por su Conselleria tanto en los centros residenciales como en los servicios sociales, que han sido decretados como esenciales, y que están trabajando para "evitar que la emergencia sanitaria se convierta también en una emergencia social".

Con este objetivo, ha explicado, se va a continuar "priorizando y reforzando" las políticas sociales, con medidas como la ampliación del crédito de la renta valenciana de inclusión social con 18,7 millones de euros, y trabajando para próximas modificaciones presupuestarias en la misma línea.

En este marco, también ha anunciado que se incrementarán los créditos destinados a infraestructuras sociales, como centros de acogida temporal, el equipamiento de centros y viviendas tuteladas, en 2 millones de euros, porque el objetivo es salir de esta crisis "sin dejar a nadie atrás".

Por otra parte, en un repaso por las diferentes acciones puestas en marcha por Igualdad desde antes de la declaración del estado de alarma, ha recordado que todas se han adoptado de manera coordinada y consensuada con la Conselleria de Sanidad Pública y Salud Universal, con la que se ha mantenido un contacto "diario" que ha guiado las distintas decisiones que se han adoptado en los centros residenciales.

Así, ha recordado que si bien ya se limitaron las visitas la primera semana de marzo, el 10 de marzo se elaboró un protocolo complementario con Sanidad en el que se restringieron aún más, reduciéndolas a las estrictamente necesarias y limitándolas a una única persona, y en el que también se establecía la obligatoriedad de los trabajadores y trabajadoras de consultar con los servicios sanitarios de prevención por si presentaban sintomatología respiratoria, para poder valorar su continuidad en el puesto de trabajo.

Centros residenciales

La vicepresidenta ha recordado que el trabajo conjunto con Sanidad llevó a adoptar la decisión de que los centros residenciales de personas mayores dependientes que se encuentran afectadas por la COVID-19 quedan bajo las órdenes conjuntas de la Dirección General de Recursos Humanos y de la Dirección General de Asistencia Sanitaria de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública.

Oltra ha resaltado que las líneas de trabajo en este ámbito han sido el reparto de materiales de protección, la recopilación y flujo de información con Sanidad y la atención a las personas residentes y sus familias.

En este sentido, ha concretado que, en el mes de marzo, se repartieron aproximadamente 356.000 mascarillas, 14.000 litros de hidrogel y 67.000 guantes, y ha explicado que "gracias a la colaboración con la Conselleria de Economía, el Ivace y la Red de Institutos Tecnológicos y al gran esfuerzo de empresas valencianas", desde el 1 de abril se han repartido por parte de Igualdad 407.646 equipos de protección (260.735 mascarillas; 22.015 botellas de hidrogel; 95.300 guantes; 29.306 protectores faciales; más 120 termómetros; 20 equipos de protección y 50 tapabotas.

Esta distribución, ha garantizado, "ha llegado a toda clase de centros" y ha desglosado los números totales por provincia. En la provincia de Castellón se han distribuido 47.550 unidades, en la de Valencia 199.750 y en la de Alicante, 160.156.

Entre las medidas adoptadas en el ámbito residencial, ha recordado también medidas como la elaboración de un protocolo de baja voluntaria de personas mayores en situación de dependencia y personas con diversidad funcional que deseen dejar sus centros residenciales o viviendas tuteladas, siempre que se garantice su bienestar.

El personal del ámbito residencial han sido igualmente objeto de instrucciones concretas, prohibiendo, en este último caso, las salidas y entradas de personal ajeno al centro así como las salidas de las personas residentes, excepto aquellas que por una vulnerabilidad específica, o por cualquier padecimiento requieran salir del confinamiento.

Refuerzo de los servicios sociales

Oltra ha señalado que, con el objetivo de atender las situaciones de vulnerabilidad derivados de la pandemia, se han acordado "medidas extraordinarias de gestión de los servicios sociales, con el objetivo de poner a disposición de la Generalitat los medios y recursos sociales y sociosanitarios, sea cual sea la naturaleza y el régimen jurídico de los mismos".

La finalidad, ha incidido, es "dotar de la musculatura necesaria y de la capacidad de acción y reacción en materia de protección social que requiere una situación como la actual", y ha añadido que bajo ese mismo principio se ha dictado instrucciones concretas dirigidas a diferentes ámbitos, como los servicios sociales municipales para atender a las personas sin hogar y se han abierto espacios específicos para su atención.

La vicepresidenta también ha apuntado a una resolución dictada para organizar los servicios sociales de atención primaria con motivo del estado de alarma y en la que se establece el mantenimiento de los servicios y prestaciones esenciales, priorizando la tramitación de los expedientes de dependencia y renta valenciana de inclusión que lo requieran por especial vulnerabilidad.

Ambas ayudas podrán tramitarse a pesar de que no se cuente con toda la documentación necesaria, que se remitirá una vez acaba el estado de alarma, ha señalado Oltra, quien también ha destacado la aprobación de un decreto para la concesión directa de subvenciones a entidades locales titulares de los servicios sociales de atención primaria para hacer frente al impacto de la COVID-19.

Este decreto cuenta con una dotación global de 11,5 millones de euros destinados a reforzar las políticas sociales y de atención a familias, especialmente a aquellas en situación de vulnerabilidad, que se articularán a través de prestaciones básicas como ayudas para el servicio de proximidad domiciliaria y actuaciones para garantizar el derecho básico de alimentación de niños y niñas.

En este último caso, las familias podrán llegar a recibir 120 euros al mes por cada una de las personas menores de edad a su cargo, de los cuales se descontará, en el caso de que exista, el importe que reciban por parte de la Conselleria de Educación.

La vicepresidenta ha señalado que también se ha trabajado para atender a las personas mayores que siguen viviendo en su domicilio, y en este sentido ha indicado que se ha ampliado el servicio de "Menjar a casa" con una inversión de 160.572 euros asumidos íntegramente por la Conselleria de Igualdad. Este servicio atiende a 3.125 personas, que gracias a la ampliación tendrán servicio los fines de semana y festivos.

En este ámbito de acciones para apoyar a los más vulnerables, la vicepresidenta ha recordado que se han prorrogado los títulos y carnets de familias numerosas y monoparentales por un año; lo que beneficiará a 19.323 familias. Esta ampliación también se ha aplicado a los certificados de reconocimiento de grado de discapacidad, lo que ayudará a 4.834 personas.

La vicepresidenta también ha señalado que en el ámbito de la infancia se ha elaborado un protocolo para la atención inmediata de niños, niñas y adolescentes con necesidades de protección derivada de la pandemia, en el que se establece mecanismos para adoptar "rápidamente medidas de protección y establecer pautas de atención psicológicas" en aquellos casos en que sea necesario.

Criar, cuidar y curar

"Las crisis son también una oportunidad para que afloren nuestras debilidades, nuestras amenazas y fortalezas. Si una lección hemos de sacar de esta situación y de la gestión perversa de la crisis de 2008, es que los servicios sociales son fundamentales para sostener las cuatro patas del estado del bienestar -junto con la educación, la sanidad y las pensiones-".
Oltra ha puesto énfasis en que la crisis ha visibilizado la importancia de los servicios "sin los que la vida no puede seguir: criar, cuidar y curar". Justamente, ha reflexionado, son actividades que no computan en las estadísticas económicas y que están mayoritariamente protagonizadas por mujeres.

La vicepresidenta ha finalizado su intervención advirtiendo de que será necesaria una "potente reconstrucción social, reorientando inversiones, repensando muchos dogmas y certezas que pensábamos que eran inmutables" porque "un microorganismo al límite de la vida nos ha puesto la vida al límite".

Protección a las víctimas de violencia de género

Los servicios de atención ambulatoria, como las oficinas Orienta de atención al colectivo LGTBI o la red de Centros de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género, también cerraron pero manteniendo la atención telefónica y realizando una atención presencial en los casos más urgentes, cumpliendo siempre las normas de seguridad y de protección.

"Una de las preocupaciones máximas que estamos teniendo es la de proteger a las mujeres víctimas de violencia de género, ya que difícilmente se puede concebir una situación peor que la de estar cerrada en casa con tu agresor", ha manifestado la vicepresidenta.

La vicepresidenta también ha recordado otras medidas adoptadas como el cierre de los 34 centros especializados de atención a personas mayores, la suspensión de las actividades y viajes de ocio, culturales o similares, organizados por centros sociales de cualquier nivel; así como el cierre de los centros de atención diurna que atienden a colectivos como personas mayores, diversidad funcional o infancia.

La Conselleria ha garantizado el pago íntegro de todas las plazas concertadas y contratadas en estos centros de día, "garantizando así que los usuarios sigan recibiendo el apoyo que necesitan en sus domicilios" y que se mantengan los puestos de trabajo, ya que las empresas y entidades deben mantener los requisitos y ratios de personal establecidos por la Administración para percibir el pago, ha explicado.

La vicepresidenta ha concluido que ampliar la protección social, como se ha estado haciendo a lo largo de la legislatura pasada, es "imprescindible" y ha incidido en que "ampliar presupuestariamente en servicios sociales es necesario y desarrollar la cuarta pata del estado del bienestar es un imperativo político y ético".

Archivos relacionados